viernes, 7 de octubre de 2011

VISITA A EXTREMADURA (I)

Nuestra visita a Extremadura se concentró sobre todo en la provincia de Cáceres, debido a que no disponíamos de mucho tiempo y allí las distancias son enormes, comparándolo con nuestra pequeña Gipuzkoa.

El Parque Nacional de Monfragüe, con los ríos Tajo y Tietar atravesándolo de un lado a otro, y un entorno en el que predomina la dehesa, es un sitio formidable para observar las diferentes rapaces que hay en Extremadura.

En las proximidades del parque pudimos deleitarnos con una preciosa imagen, un grupo de buitres leonados alimentándose de una vaca muerta. Nuestra alegría creció por momentos al darnos cuenta de que entre el grupo de leonados se encontraban 3 buitres negros. Y todo esto con el sonido de la berrea de fondo. Un espectáculo maravilloso!
 
La berrea estaba floja, por lo visto hace falta que llueva para que refresque y el celo se potencie. A pesar de ello, pudimos disfrutar de machos berreando, una persecución de dos machos a una hembra y hembras solitarias con cervatillos.
 
En toda esta zona pudimos ver con relativa facilidad Rabilargos, Alcaudón real, Buitre leonado, Culebrera europea, Tarabilla norteña, Cogujada común, Perdiz roja, Herrerillo común, Gorrión moruno, Papamoscas cerrojillo, Halcón peregrino y Cigüeña negra.

En las paredes rocosas del río Tajo vimos Roquero solitario, Cormorán grande, Garza real, Avión común, Avión roquero, Cuervo y Vencejo cafre.

A escasos kilómetros del Parque Nacional de Monfragüe se encuentra el embalse de Arrocampo, incluído en la Red Natura 2000 y declarado Z.E.P.A. Se trata de un embalse con un nivel de agua constante, ya que su función es refrigerar una central nuclear que hay en las proximidades. Estas características convierten a este embalse en un sitio bastante interesante para la observación de aves.
En los campos que rodean al embalse nos emocionó en particular la presencia de Elanio común, precioso!! Un ave muy rara en el norte de la península.


También unas cuantas Culebreras europeas, que se posaban en las torres eléctricas con bastante asiduidad. A una de ellas 3 urracas le atosigaron durante un buen rato, hasta que consiguieron mandarle (a la siguiente torreta eléctrica). 

En las orillas del embalse tuvimos la suerte de ver un torcecuellos, alimentándose en un arbusto, reponiendo fuerzas para su largo viaje. Los aguiluchos laguneros son muy fáciles de ver.

Esta es la lista que nos regaló el embalse de Arrocampo: Calamón, Aguililla calzada, Mosquitero musical, Abubilla, Gallineta común, Tarabilla norteña, Cernícalo primilla, Avefría, Andarríos grande, Andarríos chico, Rabilargo, Gorrión moruno, Pato cuchara, Chorlitejo chico, Buitrón (muy cerca, de libro!), Triguero y muchas de las anteriormente mencionadas.

Os dejamos con una foto y un pequeño video de una de las aves más emblemáticas de la zona. Que disfruteis!!




Extremadura es muy grande y dio para mucho. Así que habrá segunda parte...


Mikel eta Judith

2 comentarios:

  1. Bonita excursion e interesantes especies....
    Saludos camperos!

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué envidia! Espero con ganas esa segunda parte.
    Un saludo desde Albacete.

    ResponderEliminar