miércoles, 14 de enero de 2015

Urre-txirriak Zarautzen


Este inicio de año nos ha traído una agradable sorpresa ornitológica a la costa de Gipuzkoa: La presencia de dos chorlitos dorados en terrenos ocupados por el golf de Zarautz, de forma que pueden ser observados con relativa facilidad por los paseantes de la nueva pasarela elevada sobre la duna.

Nosotros los vimos por primera vez el 4 de Enero, pero sabemos que hay observaciones al menos desde el día anterior.Los chorlitos permanecen bastante estáticos sobre la hierba, en posición erguida o echados sobre alguna hondonada, salvo en los momentos que dedican a hacer pequeños desplazamientos y a picotear el suelo para buscar alimento.

Uno de los chorlitos dorados presenta un plumaje típico en un chorlito dorado europeo (Pluvialis apricaria, urre-txirri arrunta), con muchos tonos dorados, mientras que el otro luce un plumaje más grisáceo que lo habitual, con abundantes pintas blancas. Esta variabilidad en el plumaje así como cierta diferencia en el tamaño y en la pose que adoptan en posición estática han originado algunas discusiones respecto a la identificación de este último ejemplar, planteándose  la posibilidad de que sea un chorlito dorado americano (Pluvialis dominica, urre-txirri txikia edo amerikarra), divagante americano que se considera una rareza a nivel estatal.



En primer lugar, mostramos unas imágenes del chorlito dorado que presenta el plumaje más típico, con muchos tonos dorados.





A continuación ponemos  las fotos del chorlito que tiene un plumaje más grisáceo.



Aquí tenéis una foto de los dos al lado uno del otro,

Tras realizar varias consultas, hemos llegado a la conclusión de que se trata de dos ejemplares de la misma especie, chorlito dorado europeo, urre-txirri arrunta o Pluvialis apricaria.
La forma más sencilla para llegar a esta conclusión hubiera sido la de comprobar el color de la parte inferior de las alas y las axilas (blanco en el europeo, pardo grisáceo en el americano), pero eso no nos ha sido posible, debido a que las aves permanecen estáticas o correteando sobre el suelo, sin levantar el vuelo o levantar las alas.
Pero existen otras características que permiten asegurar la identificación como chorlitos dorados europeos:
  • La proyección alar. Con las alas plegadas, las primarias sobresalen poco o nada respecto a la cola. Si fueran chorlitos dorados americanos, las primarias sobresaldrían de forma apreciable respecto a la cola.
  • Con las alas plegadas, la punta de las terciarias no se acerca a la punta de la cola, quedan bastante más retrasadas. Si fueran chorlitos dorados americanos, la punta de las terciarias se acercaría mucho más  a la punta de la cola.
Además, comentar que el chorlito dorado americano tiene una estructura corporal algo diferente, más cabezón en proporción, las patas son más alargadas y el pico más fino. A modo de ejemplo, incluimos una fotografía de un chorlito dorado americano con plumaje de transición verano-> invierno.

O bien, en la siguiente foto de un ejemplar con plumaje de primer verano que nos remite D.Calleja

Aprovechamos para agradecer la disponibilidad y amabilidad de Gorka Gorospe y David Calleja atendiendo nuestras consultas; su ayuda ha sido definitiva para fijar la identificación correcta.

Vídeos
Vídeo 5 enero (largo) http://youtu.be/XsGHcwo8Whw
Vídeo 5 enero (corto) http://youtu.be/zj4wqxGm_dk

Fotos y vídeos: Joselu Gómez Quintas y J.Amenabar, excepto mención expresa

domingo, 7 de diciembre de 2014

AGATEADOR .....¿HÍBRIDO?

Hola amigos, no es muy frecuente ver con detalle a los esquivos agateadores, tampoco es fácil diferenciar en el campo a un agateador común (certhia brachydactyla) de un agateador norteño (certhia familiaris) que son las dos especies que frecuentan nuestro territorio y en ocasiones como la que vamos a mostrar, también es difícil decantarse por uno o por otro cuando el ejemplar que nos ocupa tiene unas características de ambos y que nos hace pensar que puede tratarse de un híbrido.

En las siguientes fotos vamos a hacer unas comparaciones con un agateador común que no presenta variaciones morfológicas, el que caracterizamos como posible híbrido tiene el pico visiblemente más corto que el agateador común y la uña posterior más larga, dos rasgos de agateador norteño que le distinguirían del común. 
 Ahora ilustrados por el dorso, inmensamente parecidos tienen el manto y alas marrones salpicados de motas blancas  muy similares, que hacen muy difícil la identificación por este ángulo, pero se aprecia alguna diferencia en los pileos, quizás más contrastado en el posible híbrido otro matiz presumiblemente de agateador norteño.
 Los tres rasgos ya comentados y que nos pueden inclinar a pensar que lo que tenemos es un certhia familiaris, pero quedan desestimados con la marca amarillenta perfectamente escalonada propio del común y la ceja que no presenta ni el tamaño ni el blanco puro que lo justificaría como un certhia familiaris.
 Otras diferenciaciones que lo contradicen es el blanco sucio de los flancos y del vientre que presenta nuestro ejemplar, en el agateador norteño sería de un blanco puro hasta la garganta y la otra es que fue localizado  a 50 m.s.n.m. la habitabilidad del A. norteño se estima por encima de los 800m. así como el A. común lo podemos encontrar desde el nivel del mar hasta 2000m.
Posible híbrido
También cabe la posibilidad de que se haya producido un polimorfismo y se trate de un agateador común con variaciones naturales.
Agateador común (certhia brachydactyla)

Agateador común (certhia brachydactyla) 

Agateador común (certhia brachydactyla) 

Agateador común (certhia brachydactyla) 
Como no hemos localizado estudios sobre posibles hibridaciones de estas especies dejamos el temario abierto, y agradeceríamos opiniones y comentarios para esclarecer en la medida de lo posible esta enigmática cuestión.


Saludos. 

sábado, 22 de noviembre de 2014

ÁGUILAS PESCADORAS ANILLADAS


Este otoño 2014 han sido varias las Águilas pescadoras (+10/12) que han cruzado por Txingudi  en su camino a lejanas tierras del Sur. Alguna de ellas ha permanecido un tiempo considerable en nuestro humedal, llegando a estar viéndose hasta los primeros días de este mes de noviembre. Otras, sin embargo han pasado en vuelo decidido y de Txingudi han tocado solo el aire. Entre unas y otras las ha habido que han hecho una breve parada para alimentarse y descansar, permaneciendo solo unas horas o unos cuantos días. 


De entre todas queremos señalar a un par de ellas que, gracias a las anillas que portaban, nos han desvelado esa pregunta que siempre nos asalta cuando vemos a un ave en plena migración: ¿de dónde vendrá?

Tenemos una lectura confirmada y otra incompleta, aunque ambas responden a la pregunta planteada. Vamos con ellas:

Naranja (¿?) / metal






Observada el día 1 de septiembre 2014, volando sobre la bahía. Hizo varios intentos de pescar, pero sus zambullidas fueron infructuosas. La distancia era importante y se nota en la calidad de las fotos obtenidas, aun más teniendo en cuenta que son recortes de las originales.




Al resultar imposible leer correctamente el código alfanumérico de la anilla, es imposible la individualización de este ejemplar, pero no obstante Rolf Wahl, el anillador, amablemente nos facilita información muy interesante:

Nos cuenta que antes de 2009 empleaba anillas de color naranja/amarillo y a partir de 2010 de color naranja/rojo, como la de este ejemplar, luego ya tenemos su edad aproximada. También nos dice que ha sido anillada en el centro de Francia, posiblemente en el entorno de Orleans. Nos envía estas fotos de ejemplares anillados este año. Quizás una de ellas es la que vimos en Txingudi.



Más información sobre este proyecto:


Negro (8YD) / metal









Observada el día 2 de septiembre, y al pasarnos más cerca que la anterior pudimos hacerle alguna foto de mejor calidad y leer el código de su anilla.




Este ejemplar es alemán, nacido en el Estado de Sajonia esta pasada primavera 2014. Ha sido anillada por Peter Reusse y es uno de los proyectos de Vogelwarte Hiddensee: (http://de.wikipedia.org/wiki/Vogelwarte_Hiddensee).


El Águila pescadora es una especie protegida, incluida en el Anexo II europeo y una de las especies por las que Txingudi es designada ZEPA (la única de Gipuzkoa). Cuando aparece una pescadora en Txingudi cobra protagonismo de inmediato, es natural. Si, además de disfrutar de su belleza y evoluciones, podemos aprender algo más de ella sentiremos que, aunque sea un minúsculo granito de arena, aportamos algo que contribuye al conocimiento y conservación de su especie.
La receta ya la conocéis (atención, constancia y una buena pizca de suerte) y más cuando los ejemplares de esta especie que nos visitan acostumbran a “guardar las distancias”, aunque alguna, excepcionalmente, se ha mostrado muy descarada*.


lunes, 10 de noviembre de 2014

Curruca rabilarga (Sylvia undata ) ( Etze txinboa)

Curruca rabilarga ; Etze txinboa ; Sylvia undata

 Curruca rabilarga (Sylvia undata) en euskera Etze txinboa. Pequeña ave de unos 19 Cm de envergadura. Una de las característica morfológica de esta especie, es su larga cola, que a menudo la suele mantener levantada.
Aunque las siguientes imágenes o fotos sean de mala calidad, se puede observar varias características de esta especie como son el dorso gris y las motas blancas en la garganta.

 Curruca rabilarga ; Etze txinboa ; Sylvia undata

 Curruca rabilarga ; Etze txinboa ; Sylvia undata
 Curruca rabilarga ; Etze txinboa ; Sylvia undata
Estos ejemplares, los localizamos, en el parque natural de Peñas de Aia (Aiako Harriak), que consta de una superficie de 6.913 hectáreas. También hemos localizados más ejemplares en Jaizkibel, ambas zonas pertenecen a la provincia de Gipuzkoa.

 Curruca rabilarga ; Etze txinboa ; Sylvia undata
Se encontraban en una pradera dominada por la argoma, hábitat idóneo para la especie. Los localizamos en la misma zona durante varias semanas, porloque parece que tienen querencia por esa zona.
 Curruca rabilarga ; Etze txinboa ; Sylvia undata
Como no cabía de esperar de otra forma en esta especie, no paraban de moverse de un arbusto a otro. Pero con una dosis de paciencia (imprescindible parar todo pajarero), logramos, primero obsérvalos con claridad y luego fotografiarlos.

 Curruca rabilarga ; Etze txinboa ; Sylvia undata
Como se puede apreciar en todas las fotografías, en esta época del año, los colores de los ejemplares son más apagados.  Alguna llegamos a captarla en pleno vuelo.

 Curruca rabilarga ; Etze txinboa ; Sylvia undata


  Fotos 1 ; 2 ; 6 ; 7 y 8 realizadas por : Máximo Manso.