martes, 9 de febrero de 2016

GORRIONES ALPINOS.


Gorrión Alpino, Montifringilla Nivalis.


El pasado Sábado día 6 de febrero subiendo a la sierra de Andía  por el puerto de Irañeta, justo antes de llegar al collado de 1.273 m. de altura que da paso a la meseta, me encontré con un grupo de pájaros.

En la cima un tiempo endiablado, con rachas de viento que rondarían los 80 km/h pero éstos se encontraban en la ladera opuesta y así protegidos de dicho infierno.


Mi propósito era grabar  un track para mi grupo de montaña, por lo que la ocasión me pilló desarmado, sin prismáticos,  con una posición mas baja y una pequeña cámara que me salvó la ocasión, ya que in situ no pude hacer la identificación, con una foto tirada al bulto, consultando las guías y con ayuda de algún compañero, pudimos saber que se trataba de Gorriones Alpinos.

En el mapa de distribución de la enciclopedia de SEO/BirdLife, he añadido un punto rojo para precisar el lugar del avistamiento.




Tratándose de un ave que llama la atención por su elevado sedentarismo en altitudes comprendidas entre 1.800 y los 3.000 m. aguantando temperaturas inferiores a -20 ºC , es mas sorpresivo encontrarlo desplazado en un año de pocas nieves y  a una altura que no supera  los 1300 m.

Os dejo la única foto testimonial que pude tomar ya que inmediatamente prendieron el vuelo, el bando lo formaban unos 30, 35 ejemplares.



En estos recortes aunque mimetizados por el terreno se puede apreciar el amarillo invernal de sus picos.



Recorte de la foto


Recorte de la foto
Recorte de foto




Personalmente  creo que podría tratarse de un desplazamiento desde el pirineo más occidental, aunque resulta extraño que se produzca en un invierno tan cálido.


Saludos.

               Maxi/SEO/Donostia.



lunes, 18 de enero de 2016

Págalo grande (Stercorarius skua ; Marikoi handi)

Págalo grande (Stercorarius skua; Marikoi handi)

 El pasado viernes día 15 de enero, a la mañana nos acercamos al municipio gipuzkoano de Getaria. Nada más llegar tuvimos la ocasión de observar a dos Págalos grandes (Stercorarius skua; Marikoi handi).
Desde la playa de Malkorbe contemplabamos sus vuelos acechando tanto a las gaviotas patiamarillas como reidoras.
Al rato se posaron en el agua, algo frecuente en esta especie,  permaneciendo largo tiempo allí.

Págalo grande (Stercorarius skua; Marikoi handi)

 Inverna en aguas pelágicas, pero en épocas de fuertes borrascas se acercan a la costa y puertos pesqueros.
Págalo grande (Stercorarius skua; Marikoi handi)

 Sobre las 10:30 horas, nos pasó a escasos metros un pequeño bando de 8 Tarros blancos (Tadorna tadorna ; Paita arrunta) se desplazaban  mar adentro.

Págalo grande (Stercorarius skua; Marikoi handi)

 Tanto en el interior como en el exterior del puerto pesquero localizamos  Araos comunes (Uria aalge ; Martin arrunta) y dos Alcas (Alca torda ; Pottorro arrunta).

Págalo grande (Stercorarius skua; Marikoi handi)

Págalo grande (Stercorarius skua; Marikoi handi)
Al no tener una foto del ejemplar ponemos otra Foto del 12/02/2014 en Getaria.

Págalo grande (Stercorarius skua; Marikoi handi)

jueves, 24 de septiembre de 2015

DE LAS AVES

Clic en la imegen para ampliarla

Clic en la imagen para ampliarla

Clic en la imagen para ampliarla

Desde aquí, el Grupo Local SEO-Donostia os invita a participar en las actividades que en este 2015 hemos organizado para celebrar el Día de las Aves. Se da la circunstancia de que en este 2015 nuestro Grupo Local cumple 10 años, y qué mejor forma de celbrarlo.
¡Animaos, merece la pena!





sábado, 12 de septiembre de 2015

EL PIGARGO EUROPEO (Haliaeetus albicilla)


El  Pigargo es el águila más grande de Escandinavia y tiene una máxima envergadura de 2,50 m. A mediados del siglo XIX habitaba en la gran mayoría de Dinamarca. No obstante, debido a una persecución continua, se extinguió en 1913. A partir de 1995/96 comenzó a criar nuevamente y hoy en día, para satisfacción de muchos, se registra una población de más de 50 parejas criando. Si la tendencia se mantuviera, en esta especie monógama que puede vivir hasta 10 años, se podría llegar a unas 100 parejas, considerándose esta la máxima capacidad que puede albergar el país.

Durante mis vacaciones en Dinamarca, me enteré de la localización aproximada de un nido y tuve la gran suerte de encontrarlo y de fotografiar a una cría de Pigargo.

Entramos en el bosque y bajamos hacia un lugar con fresnos muertos convertido en lago. A primera vista, no había ni rastro del nido, pero avanzamos en paralelo a la orilla, dentro del bosque circundante, y llegamos a un árbol en cuya copa vimos el gran nido con una cría dentro.

Era un día soleado, con mucha luz, y la imagen se nos presentaba  en contraluz,


por lo que decidimos cambiar de sitio. Anduvimos de puntillas, aunque fue imposible evitar el crujir de las ramas.  Valió la pena la nueva perspectiva desde un nuevo escondite. Veíamos el nido a la perfección, pero ¿dónde estaba la cría?



Al rato se posó en una rama, justo al lado del nido, y allí permaneció sentada, mirándonos de manera penetrante.

Se trataba de una cría con el  tamaño de un adulto, lista para volar. Lucía un plumaje marrón con algunas zonas más claras y el pico oscuro, con base amarillo. No es hasta los seis años que muestra su “traje” definitivo y su pico enteramente amarillo.

Llamaron nuestra atención sus garras fuertes y su cola corta que en el ave joven tiene color marrón, mientras de adulto es blanca.

En la espera de que uno de sus padres se presentase con comida, acechamos durante largo rato, pero no hubo tal suerte y nos tuvimos que ir.  El sitio de pesca de los adultos es un humedal grande a unos 10 km de distancia.


Normalmente, la misma pareja reutiliza su nido, añadiendo nuevo material cada año, y puede llegar a ser enorme. Se conocen nidos de hasta 3 m de altura, con un diámetro de 2. Confiamos en que reutilicen este nido y, con un poquito de suerte, podamos ver una nueva generación el próximo año. 

jueves, 13 de agosto de 2015

Marcaje Vencejos en Gipuzkoa


SEO/BirdLife ha marcado por primera vez vencejo común en el País Vasco utilizando dispositivos digitales. En concreto en la localidad Gipuzkoana de Irun.
El vencejo común (Apus apus) es una especie protegida en franco declive en España y una aparente estabilidad a nivel Europeo al igual que en el propio territorio vasco. No obstante, se trata de una especie migradora de larga distancia muy ligada a los pueblos y ciudades,  muy próxima al ser humano y muy adecuada para acercar a la población el fenómeno de la migración de las aves y los problemas que tiene las aves migratorias.
La migración de las aves es un fenómeno biológico espectacular. Los lugares de reproducción e invernada de las aves y las fechas para desplazarse entre ellos, dependen en gran medida de las características climáticas de cada región, pues éstas limitan y condicionan el desarrollo de los procesos biológicos, fundamentalmente de la disponibilidad de alimento para muchas especies. Además, en las últimas décadas se está poniendo de manifiesto el efecto del cambio climático sobre los movimientos de las aves. De hecho hay especies en las que, al menos una parte de su población, se está haciendo sedentaria, otras están adelantando las fechas de llegada a las zonas de cría, las zonas de invernada se ven sometidas a inviernos más secos, la extensión del desierto del Sahara, una barrera ecológica, de gran importancia para la migración de numerosas aves, es cada vez mayor, etc, etc.
Aún no disponemos de ningún atlas de migración que nos muestre, para cada especie las áreas importantes de migración, sus rutas y las áreas de origen e invernada de las aves que en algún momento de su vida usan el territorio peninsular. Necesitamos cuanto antes conocer todos los aspectos de la migración con los datos disponibles hasta ahora y cómo varía ésta según el cambio climático va creando situaciones nuevas en nuestro entorno. Además, el conocimiento detallado de las rutas migratorias, lugares de descanso en la migración y áreas de invernada es necesario para poder abordar a lo largo de todo el ciclo vital de las diferentes especies de aves sus problemas de conservación y la dinámica de nuestras poblaciones.

          El método tradicional para estudiar la migración de las aves más utilizado y que ha demostrado mayor eficacia hasta tiempo recientes, es su marcado mediante anillas metálicas con codificación individual. Sin embargo, se sabe que este método tiene un rendimiento muy limitado para conocer en detalle todos estos aspectos de la migración. No obstante, el avance de las tecnologías ha puesto a nuestra disposición dispositivos que permiten el seguimiento remoto de los movimientos de las aves marcadas con resultados ya comprobados e impresionantes.

Entre los más utilizados y que han dado mejores resultados, especialmente la última década, están los emisores satélite convencionales y los más modernos con GPS. Estos dispositivos proporcionan, dependiendo del modelo y la programación, entre 1.000 y 3.000 localizaciones anuales de cada ejemplar marcado. Esto permite conocer los ritmos diarios, semanales, mensuales y anuales de cada ejemplar marcado.
Se trata de un trabajo fundamental que permitirá detectar en el futuro los cambios de los patrones migratorios de las aves y su relación con el cambio climático. Además, los registros aportados por cada ejemplar marcado será una herramienta clave para la gestión del territorio en cada comunidad, pues el periodo de tiempo que el ave está en el área de cría permitirá identificar áreas importantes y sus problemas también en nuestro territorio.
el vencejo común (Apus apus), que ofrece resultados espectaculares al estudiar su migración con geolocalizadores (Figura 1).

                                                 Figura 1. Artículo publicado en National Geographic con la información del primer vencejo común para
el que se conoció su ruta migratoria completa en el marco del programa Migra de SEO/BirdLife.

El objetivo central del programa de seguimiento de la migración de las aves de SEO/BirdLife es conocer los movimientos de todas las especies de aves que están presentes en nuestro país en cualquier momento de su ciclo anual y comprender la utilización que realizan del terreno. De esta forma se podrá contribuir a su conservación mediante una gestión adecuada de las zonas y ambientes que les son imprescindibles en cada momento.
La información aportada por cada ejemplar marcado será publicada semanalmente en la página web: 

www.migraciondeaves.org. La duración de los dispositivos que se utilizarán con los vencejos se 
consigue información de un año por cada ejemplar que se consiga marcar y recuperar al año siguiente.



Los vencejos comunes se marcan con geolocalizadores de 0,5 gramos de peso, dispuestos en la espalda con arnés torácico. Los aparatos, por su pequeño tamaño y escaso peso, no llevan batería y en consecuencia no pueden utilizar los satélites para su seguimiento. Solo se pueden utilizar estos instrumentos en especies filopátricas,como el vencejo, que vuelven a criar al mismo lugar lo que permite su recaptura. Estos métodos han sido empleados con la especie sin problemas y con buenos resultados.
Los geolocalizadores no envían la información, sino que la recogen y acumulan en el propio aparato, por lo que es necesario recapturar los vencejos en la primavera siguiente. Al recapturar las aves se retiran los dispositivos y se descarga la información que, tras un laborioso proceso de análisis, permite conocer los movimientos de las aves a lo largo de todo el año previo. Está previsto que en 2016 .



No sobra recordar aquí que una de las principales causas del declive de las poblaciones de aves silvestres es la destrucción de su hábitat, y este es un claro ejemplo. Hace tan solo una década, esta colonia contaba con una población estimada de 100 parejas reproductoras, siendo una de las más importantes de Euskadi y, sin duda, la mayor de Gipuzkoa. Hoy, sus efectivos no alcanzan al 20 % y, en consecuencia, el reclutamiento de jóvenes nacidos en la colonia ha disminuido en la misma proporción. 


martes, 4 de agosto de 2015

Cajas Nido para Vencejos (Sorbeltzak)


 El 17 de abril del 2014 colocamos una caja nido para lechuza en el caserío Olaeta de Altzo Gipuzkoa para más información clica aquí.
En esta ocasión el día 15 de mayo, colocamos dos cajas nido para vencejos en la zona de Oarsoaldea Gipuzkoa. El fin principal de la colocación de las cajas nido es facilitar a esta especie un lugar donde anidar, pero también la de divulgar el conocimiento de esta especie entre la ciudadanía y escolares, ya que en la mayoría de los casos es muy escasa o nula.



 Cada caja nido puede albergar dos parejas de vencejos (Sorbeltzak ; Apus apus). Las dimensiones son de 40x15 cm, con un orificio de entrada de 7 cm de largo. En el interior se les facilita la puesta, mediante una pequeña base de madera.





 Como se puede observar en la siguiente foto,para la colocación de las cajas nido tuvimos que emplear un camión de plataforma de 17 metros.


 Hemos realizado el seguimiento del mismo y este año no las han ocupado. Los ejemplares llegaron a la zona puntuales como todos los años. Daba la impresión que llegarían a ocupar las cajas nido ya que volaban muy cerca de ellas una y otra vez, pero al final no han llegado a colonizarlas.
No es fácil que esta especie emplee estas cajas nido para realizar su puesta, ya que el orificio de entrada debe cumplir unas condiciones muy precisas en cuanto a longitud, anchura y diámetro de la curvatura, pero en los sucesivos años colocaremos más cajas y seguiremos realizando el seguimiento de las mismas para que lleguen a colonizarlas con éxito.


sábado, 13 de junio de 2015

INEVITABLES ENCONTRONAZOS.


Hola amigos!!
Os voy a relatar una breve anécdota que me ha sucedido al volante de mi vehículo.

 Desplazándome por una carretera secundaria entre poblaciones a unos 70 Km./h, de repente. noto un golpe en el parabrisas, -¡ostras! ¿qué ha sido eso? fue algo visto y no visto, pero me pareció un pajarito. Estaba en un tramo peligroso para detenerme por lo que continué la marcha hasta que vi un camino donde pude dar la vuelta, quería saber  de que especie se trataba.

Enseguida llegué al lugar muy disgustado y allí estaba, mi suposición se hacia realidad, un pajarito en el asfalto inmóvil con la tripa hacia arriba, me acerqué y vi que se trataba de una muy joven golondrina, la recogí y en mis manos noté que todavía existía, la metí en el coche y aunque estaba  aturdida  parecía ir recuperándose de semejante golpazo.

Aquí todavía esta grogui
 

Entre 10 y 15 minutos le bastaron para recobrar la normalidad aparente, en ese tiempo pasaron por la carretera cuatro coches que posiblemente podrían haber rematado a este joven pajarito.

casi recuperada


 

Cuando ya lo vi espabilado llegaba la hora de la verdad, podía estar dañado un ala o alguna otra parte del cuerpo que le impidiera volar, la cogi, salí del coche y poco a poco fui abriendo las manos, cuando ya estaban del todo abiertas la pequeña golondrina algo incrédula miró a un lado y al otro, y ¡VOLOOOOOO! De verdad que satisfacción.

con mejor cara, lista para volar.

adulto

 Lo que quiero transmitir con esta pequeña crónica es que nunca hay que perder la esperanza ante un suceso desagradable, lo más probable en estos casos es que el ave  esté muerto o apunto de hacerlo, pero como podéis ver siempre hay excepciones.

 SI ATROPELLAIS A UN ANIMAL Y LA VIA OS LO PERMITE, POR FAVOR INTENTAR AYUDARLE, LOS ANIMALES NO HABLAN PERO ESTA GOLONDRINA CUANDO VOLABA ME DECIA ¡GRACIAAAAS!

 

Máximo Manso.