domingo, 4 de noviembre de 2012

ÁNSAR CAMPESTRE en SALBURUA

Jorge Nubla


No están claras las razones por las que esta especie (Anser fabalis), en menos de 5 décadas, ha cambiado sus hábitos de invernada, al menos en lo tocante a las áreas geográficas de dicha invernada.

Esta especie es originaria de Europa y Asia, siendo los que invernaban en la Península Ibérica de la subespecie rossicus que cría en la tundra (Francisco Bernis, años 1964 y 1966).

Ramón Elosegui

Para el organismo internacional que se ocupa de valorar el estado de conservación de las especies silvestres (UICN) esta especie no está catalogada como amenazada, siendo calificada como de “Preocupación menor” (LC), lo que nos indica que sus poblaciones no están sufriendo una fuerte recesión, como pudiera parecer  a la vista de su retirada, como invernante, de casi toda la zona donde era frecuente recientemente.

Una aproximación de este fenómeno se puede ver en los mapas orientativos siguientes:

Antes de 1960

Años 70-80



Finales de los 90


Al día de hoy, en invierno, los contingentes principales, si no prácticamente toda la población, se encuentran en los alrededores del Mar del Norte.
Esto hace que cualquier observación actual, en sus antiguas zonas de invernada, sea poco menos que una rareza equiparable a la observación, en los mismos lugares de otros ánsares que no sean el común (Anser anser), tales como caretos, piquicorto o barnaclas. 

Anser fabalis -Ramón Elosegui-
Anser anser -Ramón Elosegui-

Aparte de un tono general más oscuro en el campestre, entre las dos parecidas especies se destaca una diferencia notable en sus picos, como se puede apreciar en las fotos.
Solo queda por señalar que este ejemplar de Ánsar campestre ha sido observado en Salburua, en Vitoria-Gazteiz, donde comparte laguna con la familia de cinco ansarones y dos adultos que, por primera vez ha sido registrada su reproducción en 2012 en este humedal de la “Green Capital” y que será sede (del 6 al 9 de diciembre) del próximo XXI Congreso Español (y V Ibérico) de ORNITOLOGÍA. Si el campestre sigue allí en esas fechas, será toda una atracción fuera de programa. 


3 comentarios:

  1. Impresionante la entrada un saludo a todos joanca

    ResponderEliminar
  2. Muy curioso el post, no tenía ni idea de este proceso que se ha producido durante los últimos 50 años.

    ResponderEliminar